ENDOSCOPIA DIGESTIVA ALTA



La endoscopia digestiva se ha convertido en una prueba diagnóstica de primera línea y se ha consolidado como un tratamiento eficaz en numerosas enfermedades digestivas: hemorragia digestiva alta por lesiones pépticas, estenosis del tubo digestivo, extracción de cálculos en colédoco, tratamiento paliativo de tumores digestivos, etc. Sin embargo, no está exenta de complicaciones.

Una endoscopia superior es un procedimiento utilizado para examinar visualmente el aparato digestivo superior con una cámara diminuta colocada en el extremo de un tubo largo y flexible. Un especialista en enfermedades del aparato digestivo (gastroenterólogo o cirujano digestivo) utiliza una endoscopia para diagnosticar y, a veces, tratar enfermedades que afectan al esófago, estómago y el primer segmento del intestino delgado (duodeno).

El término médico para hacer referencia a una endoscopia superior es «esófago-gastroduodenoscopia». Puedes hacerte una endoscopia superior en el consultorio del médico, un centro quirúrgico ambulatorio o un hospital.

Cómo se Realiza este Procedimiento

El procedimiento se realiza de la siguiente manera:

Se le administra un medicamento en la vena que lo ayudara a
mantenerse relajado. No debería sentir ningún dolor y tampoco recordar el procedimiento. (Sedación consciente)

Se puede rociar un medicamento anestésico local en la boca para impedir que usted tosa o tenga náuseas cuando se introduzca el dispositivo.
Para proteger los dientes y el endoscopio, se introduce un protector bucal. Se deben retirar las prótesis dentales removibles antes de comenzar el procedimiento.

Luego, usted se acuesta hacia el lado izquierdo.

El endoscopio se introduce a través del esófago hasta el estómago y el duodeno Luego, se introduce aire a través del dispositivo para facilitarle la visualización al médico.

Se examina el revestimiento del esófago, del estómago y de la parte superior del duodeno. Se pueden tomar biopsias con el dispositivo. Estas son muestras de tejido que se observan bajo el microscopio.

Preparación para Examen

Usted no podrá comer nada durante las 6 a 12 horas previas al examen. Siga las instrucciones respecto a suspender el uso de ácido acetilsalicílico (aspirina) y otros medicamentos diluyentes de la sangre (anticoagulantes) antes del examen. Estos medicamentos facilitan mayor riesgo de sangrado durante la exploración y/o la toma de muestras de alguna lesión encontrada.

Tu médico podría recomendar una endoscopia en las siguientes situaciones:

• Investigar síntomas. Una endoscopia puede ayudar al médico a determinar qué está causando los signos y síntomas digestivos, tales como náuseas, vómitos, dolor abdominal, dificultad para tragar y hemorragia digestiva.

• Diagnosticar. Tu médico podría utilizar una endoscopia para tomar muestras de tejido (biopsia) para analizar en busca de enfermedades y trastornos, tales como anemia, sangrado, inflamación, diarrea o cánceres del aparato digestivo.

• Tratar. Tu médico puede pasar herramientas especiales a través del endoscopio para tratar ciertos problemas del aparato digestivo, como cauterizar un vaso que sangra, dilatar o estrechar el esófago, extraer un pólipo o un objeto extraño.

Consentimiento Informado

Documento que informa al paciente lo que debe saber en relación al examen que le será realizado sobre las posibles complicaciones y los riesgos a los que se puede ver sometido, de lo importante que es la realización del examen, la forma en que será realizado y que cuenta con el respaldo de un personal idóneo y capacitado, este documento debe ser firmado por el paciente antes de ingresar al pabellon.

Una endoscopia es un procedimiento muy seguro.

COMPLICACIONES POCO FRECUENTES

• Sangrado. El riesgo de complicaciones de sangrado después de una endoscopia aumenta si el procedimiento implica extraer tejido para análisis (biopsia) o tratar un problema del aparato digestivo. En casos poco frecuentes, el sangrado puede requerir una transfusión de sangre.

• Infección. La mayoría de las endoscopias consiste en un examen y una biopsia, y el riesgo de infección es bajo. El riesgo de infección aumenta cuando se realizan procedimientos adicionales como parte de la endoscopia. La mayoría de las infecciones son menores y pueden tratarse con antibióticos. El médico puede indicarte antibióticos preventivos antes del procedimiento si tienes un riesgo de infección más alto.

• Desgarro del tubo digestivo. Un desgarro en el esófago u otra parte del tubo digestivo superior puede requerir hospitalización y, en ocasiones, una cirugía para su reparación.
El riesgo de esta complicación es muy bajo: se estima que ocurre en 1 de cada 2500 a 11.000 endoscopias de diagnóstico de tubo superior. El riesgo aumenta si se realizan procedimientos adicionales, como una dilatación para ensanchar el esófago.

Puedes reducir el riesgo de sufrir complicaciones si sigues cuidadosamente las instrucciones del médico para prepararte para la endoscopia, como el ayuno y la suspensión de ciertos medicamentos.

Signos y Síntomas que Pueden Indicar Complicaciones

Los signos y síntomas a tener en cuenta después de una endoscopia son:

• Fiebre
• Dolor en el pecho
• Dificultad para respirar
• Heces con sangre, negras o muy oscuras
• Dificultad al tragar
• Dolor abdominal intenso o persistente
• Vómitos, especialmente si el vómito presenta sangre o se asemeja a granos de café

Llama al médico de inmediato o ve a la sala de urgencias si experimentas cualquiera de estos signos o síntomas.

SEDACION EN ENDOSCOPIA

La eficacia diagnóstica y terapéutica de la endoscopia ha propiciado un incremento en el número y la complejidad de los procedimientos realizados. La sedación permite una mejor tolerancia y se ha convertido en estos últimos años en una parte fundamental de la endoscopia.
“La sedación y la analgesia” tienen un espectro que va desde la sedación mínima hasta la anestesia general y pretenden mejorar la ansiedad, reducir el dolor, el malestar y el recuerdo de la exploración. En la actualidad, las endoscopias se suelen llevar a cabo bajo sedación moderada y analgesia, lo que se conoce como “sedación consciente”. Este concepto significa que los pacientes son capaces de responder a estímulos táctiles y auditivos y que mantienen las funciones cardiovascular y ventilatoria.

QUE CUIDADOS DEBO TENER:

• Presentarme a la hora indicada
• No omitir ninguna información de salud al personal médico
• Acudir siempre acompañado por un adulto responsable
• No ingresar al pabellón de procedimientos con objetos de valor ni teléfonos celulares (estos deben quedar al cuidado de su acompañante)
• No ingerir alimentos hasta que no haya recuperado bien los reflejos de deglución (tragar)
• No conducir vehículos ni equipos pesados durante las 24 hrs siguientes al examen

Ubicación

Ubicación y Contacto

Av. Valparaíso 585, Oficina 402, Viña del Mar - CHILE

Teléfonos: (32) 2698310 / (32) 2124872

E-mail: secretaria@cirumedical.cl

logos salud