ENFERMEDADES DEL COLON

Síndrome de Intestino Irritable

El Síndrome del Intestino Irritable (SII), más conocido como colon irritable, es una trastorno funcional crónico del tubo digestivo. Sus síntomas principales son el dolor o molestia abdominal, la hinchazón abdominal y la alteración del hábito intestinal (estreñimiento y/o diarrea). Suele manifestarse con recaídas sin que exista una enfermedad orgánica de base que lo explique.

Entre un 10-20% de la población experimenta a lo largo de su vida síntomas de SII, aunque solo un 15% de ellos solicitan valoración médica.

Existen numerosos tratamientos y terapias disponibles para aliviar los síntomas del SII aunque ninguno de estos métodos consigue la curación. La naturaleza crónica del SII y el reto que supone el control de los síntomas pueden llegar a frustrar tanto a los pacientes como a los médicos que los tratan.

El mayor problema es que al día de hoy no se conoce con precisión su causa, ni existen pruebas que puedan diagnosticarlo. Existen varias teorías sobre cómo y por qué se produce el SII pero a pesar de la intensa investigación sobre la materia, la causa aún no está clara.

• Una teoría sugiere que el SII está causado por contracciones anómalas del colon y del intestino delgado (de ahí el término colon espástico, que ha sido utilizado a veces para describir el SII). no está claro si las contracciones son un síntoma o la causa del desorden.

• Algunos pacientes desarrollan SII tras un infección gastrointestinal grave (por ejemplo: Salmonella, Campylobacter, o virus). Se desconoce cómo la infección es capaz de desencadenar el desarrollo de SII, y la mayoría de los pacientes con SII no tienen historia de infección de este tipo.

• Las personas con SII que visitan al médico por este motivo tienen más probabilidad de sufrir ansiedad y estrés que aquellas que no consultan. El estrés y la ansiedad pueden afectar al intestino; así, es probable que ambos empeoren los síntomas Sin embargo, no parecen ser la causa.

Algunos estudios han sugerido que el SII es más común en personas que tienen historia de abuso sexual, ya sea físico o verbal.

• Las intolerancias alimentarias son comunes en pacientes con SII, alimentando la posibilidad de que se deba a una alergia o sensibilidad alimentaria. Existen numerosos alimentos que se sabe pueden causar síntomas que simulan o agravan el SII, incluidos derivados lácteos (que contienen lactosa), legumbres y vegetales como brocoli, coliflor, coles de Bruselas y repollo. Estos productos aumentan el gas intestinal, que puede causar calambres. Algunos medicamentos también pueden producir efectos sobre el intestino que contribuyan a los síntomas.

En los pacientes con SII, las cantidades normales de gas o movimiento intestinales son percibidos como excesivos y dolorosos. Algunos pacientes con SII severo mejoran cuando son tratados con medicamentos que disminuyen la percepción del dolor en el intestino.

El diagnostico de SII se establece bajo criterios clínicos, los estudios endoscópicos, analíticos y radiológicos suelen ser normales.

En la practica clínica, la pregunta mas frecuente de los pacientes es que no debo o que puedo comer.

Recomendaciones especificas en alimentación en pacientes con diagnostico de Intestino irritable.


TIPOS DE ALIMENTOS
RECOMENDADOS
EVITAR O SUPRIMIR
LACTEOS

YOGURES NATURALESSIN TROZOS, QUESO FRESCO, LECHE SIN LACTOSA

PRODUCTOS LACTEOS CON LACTOSA, RICOTA
CARNICOS, PESCADOS, HUEVOS
CARNE MAGRA, TERNERA, SOLOMILLO, CERDO, LOMO JAMON SERRANO, POLLO SIN PIEL, PESCADO BLANCO, HUEVOS
EMBUTIDOS, PATE GRASO CERDO, CORDERO, CARNES AHUMADAS, VICERAS, SALCHICHAS
CEREALES, TUBERCULOS, LEGUMBRES
PASTAS ITALIANAS, PATATAS, PAN BLANCO, ARROZ, CEBADA, AVENA
CEREAL INTEGRAL, LEGUMBRES ENTERAS
VERDURAS Y HORTALIZAS
VEGETALES EN GENERAL
ALCACHOFA, ESPARRAGO, PIMIENTO, COLES, APIO, PEPINO, BERENJENA, CEBOLLA, RABANOS
FRUTAS
LAS MAS POBRES EN AZUCAR COMO MANZANA, PERA, CIRUELA
CÍTRICOS (NARANJA), FLATULENTAS (HIGO, MELÓN)
GRASAS
ACEITE OLIVA VIRGEN, ACEITE DE SEMILLAS
FRITOS, MANTEQUILLA, MAYONESA, MARGARINA, FRUTOS SECOS
CONDIMENTOS
SAL, HIERBAS AROMÁTICAS
EVITAR PICANTES E IRRITANTES

Enfermedad Diverticular del Colon

Los divertículos se forman en la capa mas interna del colon, como pequeños globos o sacos. El 95% de ellos se encuentran en el Colon sigmoides que es la parte final del colon antes de llegar al recto, ubicado al lado izquierdo del abdomen, aparecen a lo largo de la vida, se forman por el aumento de presión dentro del intestino. Los divertículos son raros en menores de 40 años, las edades mas frecuentes en orden creciente son mayores de 60 y de 80 años, se considera que las dietas pobres en fibras y ricas en hidratos de carbono favorecen la aparición de estos divertículos.

SINTOMAS: Regularmente son asintomáticos, cuando los produce hay dolor en la parte baja e izquierda del abdomen, muchas veces después de las comidas, puede haber hinchazón, distensión, estitiquez o diarreas, sensación de evacuación incompleta y heces que pueden contener mucosidad.

DIAGNOSTICO: La colonoscopia larga es el examen ideal para establecer el diagnostico.

COMPLICACIONES:

• DIVERTICULITIS: Se diagnostica clínicamente y se requiere de exámenes que apoyen el diagnostico como la Tomografía Axial Computarizada, Ecotomografia Abdominal

• HEMORRAGIA DIGESTIVA: Esta suele ceder espontáneamente, se diagnostica mediante la colonoscopia

TRATAMIENTO:
El tratamiento es fundamentalmente medico y la base esta en una dieta rica en fibras que favorecen el transito intestinal, cuando hay dolor se indican espasmolíticos, los procesos de diverticulitis leves se tratan con antibióticos orales en casa con espasmolíticos, ya en situaciones mas graves se indica hospitalización, suero terapia, antibióticos por vía intravenosa. La cirugía estará indicada en casos de hemorragia no controlada, peritonitis por perforación del divertículo, abscesos, obstrucción intestinal.



Imagen Endoscópica Divertículos Colon

Pólipos del Colon



Prominencias como granos o masas que se forman al interior del colon, habitualmente son pequeños y mas o menos prominentes, planos o pediculados, a diferencia de los divertículos, pueden ser numerosos aparecen en cualquier segmento del colon.

Los Pólipos pueden contener células con cambios precancerosos, son los llamados POLIPOS ADENOMATOSOS, con los años estos pueden degenerar en un cáncer de colon, la extirpación o polipectomia evitan que estos pólipos puedan terminar en un cáncer.

Los pólipos de colon habitualmente son asintomáticos, cuando crecen pueden sufrir erosiones en su superficie y aparecer sangre en las deposiciones, incluso anemia, esta sangre puede ser visible o detectarse a través de un examen en busca de sangre oculta.

El diagnostico de un pólipo de colon puede hacerse mediante examen radiográfico contrastado del colon (Enema baritado del colon), la Tomografia Axial Computada, la Colonoscopia virtual (capsula endoscópica), y la Colonoscopia siendo este ultimo el mas indicado, permite visualizar el pólipo y realizar la polipectomia o extracción del pólipo, evitando de esa forma la aparición de un cáncer de colon.

Cáncer de Colon

El cáncer colorectal es un tumor o neoplasia localizada en el colon o recto (intestino grueso) Una persona esta mas predispuesta a padecer Cancer de Colon o recto si tiene antecedentes familiares(mas riesgo mientras mas directo sea el familiar, mas familiares hayan tenido cáncer de colon y/o recto y cuanto mas joven sea el familiar afectado), la edad (mayor riesgo a partir de los 50 años) y el haber padecido previamente algún tumor o tener enfermedades crónica del colon como Colitis Ulcerativa Idiopatica, Enfermedad de Crohn o enfermedades en los que se desarrollan multiples pólipos en colon.

La mayoría de los cánceres colorrectales son adenocarcinomas (cánceres que empiezan en las células que producen y liberan moco y otros líquidos). El cáncer colorrectal comienza a menudo como un crecimiento que se llama pólipo, que se puede formar en la pared interna del colon o el recto. Con el tiempo, algunos pólipos se vuelven cancerosos. Al encontrar y eliminar los pólipos se puede prevenir el cáncer colorrectal.

La prevención del cáncer consiste en las medidas que se toman para reducir la probabilidad de enfermar de cáncer. Con la prevención del cáncer, se reduce el número de casos nuevos en un grupo o población. Se espera que esto reduzca el número de muertes causadas por el cáncer.

Los científicos analizan los factores de riesgo y los factores de protección para prevenir el inicio de cánceres nuevos. Cualquier cosa que aumenta su riesgo de tener cáncer se llama factor de riesgo de cáncer; cualquier cosa que disminuye su riesgo de tener cáncer se llama factor de protección de cáncer.

Algunos factores de riesgo de cáncer se pueden evitar, no es posible evitar muchos otros. Por ejemplo, tanto fumar como heredar ciertos genes son factores de riesgo de algunos tipos de cáncer, pero solo se puede evitar fumar. Hacer ejercicio con regularidad y consumir una alimentación saludable son factores de protección para algunos tipos de cáncer. Es posible que, al evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección disminuya su riesgo, sin embargo esto no significa que no enfermará de cáncer.

Están en estudio diferentes formas de prevenir el cáncer, entre ellas, las siguientes:
• Cambiar de estilo de vida o hábitos alimentarios.
• Evitar cosas que se sabe que causan cáncer.
• Tomar medicamentos para tratar una afeccion precancerosa o para evitar que comience el cáncer.

Los exámenes de detección verifican la presencia del cáncer antes de que la persona tenga síntomas Es posible que esto ayude a encontrar el cáncer en un estadio temprano. Si se descubre temprano el tejido anormal o el cáncer, es más fácil tratarlos. Cuando aparecen los síntomas, quizás el cáncer se haya empezado a diseminar.

Los científicos tratan de entender mejor quiénes tienen más probabilidades de enfermar de ciertos tipos de cáncer. También estudian lo que hacemos y lo que nos rodea para saber qué causa el cáncer. Esta información ayuda a los médicos a recomendar quién se debe someter a los exámenes de detección del cáncer, qué pruebas se deben utilizar y con qué frecuencia se deben realizar.

Es importante recordar que si el médico solicita un examen de detección no siempre es porque piensa que usted tiene cáncer. Los exámenes de detección se realizan cuando todavía no hay síntomas y se pueden repetir de forma periódica.

Si el resultado de un examen de detección es anormal, tal vez se necesiten más pruebas para determinar si tiene cáncer. Estas se llaman pruebas diagnosticas.

Los exámenes de detección presentan riesgos.
• Los exámenes pueden tener resultados falsos negativos
• Los exámenes pueden tener resultados falsos positivos
• Los siguientes exámenes de detección del cáncer colorrectal tienen riesgos:
• Colonoscopia
• Sigmoidoscopia
• Colonoscopia virtual
• Prueba de sangre oculta en la materia fecal o prueba de ADN en la materia fecal

Colonoscopia Regular
(u óptica)

En esta prueba, se examinan el recto y todo el colon mediante el uso de un tubo iluminado y flexible llamado colonoscopio el cual tiene un lente para observar y una herramienta para extraer tejido, el colonoscopio se inserta por el ano dentro del recto y del colon sigmoide al mismo tiempo que se insufla  aire (o dióxido de carbono) en el colon para expandirlo, de forma que el médico pueda ver el revestimiento del colon con mayor claridad. Durante la colonoscopia, cualquier abultamiento anormal en el colon y el recto puede extirparse, incluso tumores en las partes superiores del colon que no pueden alcanzarse con la sigmoidoscopia. Es necesaria una limpieza completa de todo el colon antes de esta prueba. La mayoría de las personas reciben algun tipo de sedante durante esta prueba.

Los estudios indican que la colonoscopia reduce la mortalidad por cáncer colorrectal cerca de 60 a 70%. Están en curso estudios clínicos adicionales para evaluar mejor qué tan eficaces son los métodos de detección que usan la colonoscopia Expertos recomiendan la colonoscopia cada 10 años para personas con un riesgo promedio con tal de que los resultados sean negativos.



Ubicación

Ubicación y Contacto

Av. Valparaíso 585, Oficina 402, Viña del Mar - CHILE

Teléfonos: (32) 2698310 / (32) 2124872

E-mail: secretaria@cirumedical.cl

logos salud