ESTOMAGO: volver volver

Este órgano, parte del aparato digestivo cumple tres funciones muy importantes en el proceso de la digestión. 

Primero: Debe almacenar la comida y líquidos ingeridos, en ocasiones grandes volúmenes, lo realiza mediante la relajación de un músculo presente en la parte superior del mismo. 

Segundo: Mezclar los alimentos y líquidos con el  jugo digestivo producido en su interior por sus propias células, esta función se encuentra a cargo de la musculatura de la parte inferior. 

Tercero: Vaciar todo el contenido en la primera parte del intestino delgado, llamado en esta porción duodeno. El Estómago puede sufrir procesos inflamatorios, ulceraciones, hemorragias, etc.
                         
GASTRITIS (definición):

Inflamación del revestimiento interno del estómago. Este proceso inflamatorio puede ser debido a múltiples causas, como por ejemplo:
reflujo de bilis hacia el estómago.

Enfermedades autoinmunes,  infecciones virales o bacterianas, así como por irritación secundaria a la ingestión de medicamentos (conocida como gastritis medicamentosa), por consumo de alcohol (gastritis alcohólica), ingestión de sustancias corrosivas de forma accidental o intencional etc. La gastritis puede presentarse de forma aguda o crónica. 

GASTRITIS AGUDA:
 volver volver

Podemos definirla como la inflamación aguda del revestimiento interno del estómago, dentro de las causas más frecuentes se encuentran:

Consumo de medicamentos como los AINES y el Alcohol. El estrés fisiólogo como Cirugías mayores, traumas, Insuficiencia Renal, hepática, etc. pueden ser factor desencadenante. 

"Síntomas": Dolor de localización epigástrica o parte alta del estómago, conocido popularmente como “boca del estómago”, nauseas y vómitos son frecuentes, pérdida del apetito, acidez, etc., ocasionalmente pueden  aparecer otros síntomas como vómitos con sangre y deposiciones  o “fecas” oscuras, “negras” que ya suelen ser índice de una complicación más o menos grave conocida como “Gastritis Hemorrágica”.

La mayoría de las Gastritis resuelven con tratamiento médico basado fundamentalmente en el uso de antiácidos y otros medicamentos que neutralizan o disminuyen el ácido en el estómago, sin embargo un grupo de pacientes irá  hacia las complicaciones más severas como son la presencia de sangre en el vómito o la materia fecal lo que es un índice de requerir una evaluación médica inmediata.

GASTRITIS CRÓNICA: volver volver

Inflamación del revestimiento interno del estómago que ocurre de forma gradual y que persiste por tiempo prolongado, procesos autoinmunes como la anemia perniciosa pueden ocasionarla, así también el uso mantenido de antiinflamatorios, gastritis atrófica producida por la edad, infecciones bacterianas como es el caso del Helicobacter Pylori y también el reflujo biliar crónico. 

Sintomáticamente se comporta muy similar a la Gastritis aguda, salvo que los síntomas como hemos señalado anteriormente persisten por más tiempo, el tratamiento de la Gastritis crónica es con antiácidos, inhibidores de la producción de ácidos, solo variará en el caso de que esté presente la infección por H. Pylori, en cuyo caso será necesario el uso de antibióticos.

El tratamiento de la causa subyacente es de relevancia en el éxito de todo tratamiento, así también sucede en la Gastritis Crónica, la presencia de vómitos o deposiciones con sangre igual sería una condición de complicación presente y que obliga a la atención médica urgente.Algo que por su importancia no debemos de dejar sin señalar es el aumento de riesgo de Cáncer Gástrico. 

CANCER GÁSTRICO:
 volver volver

Son malignidades del estómago, existen diferentes tipos conocidos de cáncer gástrico, el más común es el Adenocarcinoma, el diagnóstico de este tipo de cáncer en ocasiones se retrasa por la ausencia de síntomas en la etapa temprana del esta enfermedad. 

"Factores de Riesgo del Cáncer Gástrico": 

· Antecedentes familiares de esta enfermedad.
· Infección por Helicobacter pylori.
· Antecedentes de anemia perniciosa.
· Antecedentes de gastritis atrófica crónica.
· Antecedentes de pólipos gástricos adenomatosos. 

Se diagnóstica por el examen clínico, de laboratorio y la endoscopia superior digestiva, así también pueden ser utilizados exámenes radiológicos baritados en busca de alteraciones. 
Después de establecido el diagnóstico, se realizan pruebas para determinar si esas células cancerosas, se han diseminado dentro del estómago o a otras partes del cuerpo, a esto de le denomina clasificación por estadios, siendo de gran importancia para elaborar la estrategia en el tratamiento.


CLASIFICACIÓN POR ESTADIOS: 

· ESTADIO 0 o Carcinoma in situ.
· ESTADIO I.
· ESATDIO II.
· ESATDIO III.
· ESTADIO IV.

Se utilizan 4 tipos de tratamiento estándar. 

CIRUGÍA: Es un tratamiento común de todos los estadios del cáncer de estómago.

Los tipos de cirugías más utilizadas son: 

Gastrectomía subtotal
:  Remoción de la parte del estómago que contiene cáncer, ganglios linfáticos próximos, y partes de otros tejidos y órganos cerca del tumor. Tal vez se extirpe el bazo. El bazo es un órgano en la sección superior del abdomen que filtra la sangre y elimina glóbulos viejos. 

Gastrectomía total:
 Remoción de todo el estómago, ganglios linfáticos próximos y partes del esófago, el intestino delgado y otros tejidos cerca del tumor. Tal vez se extirpe el bazo. El esófago se conecta al intestino delgado de manera que el paciente pueda continuar comiendo y tragando.

Quimioterapia:  La quimioterapia es un tratamiento del cáncer que utiliza medicamentos para interrumpir la proliferación de células cancerosas, mediante la eliminación de las células o evitando su multiplicación.

Radioterapia:  La radioterapia es un tratamiento del cáncer que utiliza rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para eliminar células cancerosas. Hay dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa y la interna. 

Quimiorradiación: La quimiorradiación combina quimioterapia con radioterapia a fin de aumentar los efectos de ambas.

ULCERAS AL ESTÓMAGO O ULCERAS GÁSTRICASvolver volver

Ulcera gástrica es una pérdida focal de tejido que compromete al menos todo el espesor de la mucosa y parte de la submucosa, pudiendo extenderse a todo el espesor del órgano. 


Ulcera gástrica aguda: Las úlceras gástricas agudas forman parte del cuadro de la gastritis aguda erosiva  Se trata en general de úlceras múltiples, situadas en cualquier zona del estómago, coexisten con hemorragias y erosiones. También puede haber úlceras agudas en la porción distal del esófago o proximal del duodeno. Las úlceras agudas suelen ser pequeñas. 


Ulcera gástrica crónica (Ulcera péptica):
 La úlcera péptica, a diferencia de la aguda, se considera una enfermedad en sí. Se presenta en forma de crisis recurrentes que se resuelven por la cicatrización de la úlcera; estas crisis suelen repetirse meses o años después. 
Las zonas donde más frecuentemente se produce una úlcera péptica son las siguientes: 

1. Duodeno: cara anterior de la primera porción.
cara posterior de la primera porción.
segunda porción.
2. Estómago: curvatura menor del antro.
otras zonas con gastritis crónica atrófica.
3. Esófago: tercio inferior, en zonas de metaplasia gástrica.
4. Zona yeyunal de las anastomosis gastroyeyunales.
5. Divertículo de Meckel (en mucosa de tipo intestinal vecina a mucosa de tipo fúndico).
 
 Los principales factores considerados en la patogenia de la úlcera péptica se pueden agrupar en factores fisiopatológicos y factores genéticos. 
 
Evolución de la úlcera péptica:
volver volver

1. Cicatrización: La evolución más común de la úlcera péptica, en particular si media tratamiento, es hacia la curación por reparación y regeneración. La úlcera cicatrizada y reepitelizada se aprecia como una depresión, que en general ha disminuido a algunos milímetros de diámetro por la retracción del callo, cubierta por mucosa; los pliegues de la mucosa tienden a converger hacia ella. 

2. Recidiva: en esta enfermedad, estando la úlcera ya cicatrizada, existe el riesgo de que se reactive en el mismo foco o que se produzca otra úlcera en la mucosa de otra zona. 

Complicaciones:
 

a) HEMORRAGIA: en alrededor del 20% de los pacientes puede sobrevenir un sangramiento, que puede ser lento y oculto por hemorragia del tejido granulatorio, o violento e incluso fulminante por la rotura de una arteria de la submucosa o de las túnicas subyacentes, corroída por el jugo gástrico (diabrosis).

b) PERFORACIÓN: en alrededor del 5% de los casos el proceso necrotizante puede atravesar toda la pared del órgano y comprometer estructuras vecinas. Si la úlcera duodenal está ubicada en la pared anterior, puede perforarse a la cavidad peritoneal, sobreviniendo una peritonitis. Si está ubicada en la cara posterior, puede perforarse al páncreas, provocando dolor intenso, o a la trascavidad de los epiplones, y producirse una peritonitis localizada.

c) OBSTRUCCIÓN: en 5 a 10% de los pacientes la extensión del callo puede determinar retracción y distorsión de la pared y producirse obstrucción a nivel del píloro y, menos frecuentemente, del cardias o de la porción media del estómago.

d) CARCINOMA: se ha observado una frecuencia levemente mayor de desarrollo de carcinoma en el borde de las úlceras gástricas; esto no ocurre en las duodenales.