CIRUGIA ESTETICA: volver volver

Busca permanentemente la excelencia, exige un alto nivel de exigencia y precisión con una permanente actualización de nuestros cono-cimientos, en sentido general trabaja en personas; supuestamente sanas con una alteración de su aspecto físico que le desagrada, la opinión del profesional se limita a determinar si es conveniente y viable lo planteado.

A pesar de que las técnicas son cada vez menos agresivas, la cirugía estética entraña riesgos que conviene calibrar antes de entrar al quirófano hoy cualquier persona puede aumentarse el pecho, quitarse arrugas, cambiar de nariz, eliminar la flacidez y la grasa, tensar el abdomen, conferir volumen a sus pómulos o boca.

En un inicio, la medicina plástica desempeñaba una función reparadora frente a las fatalidades de la vida. En los años sesenta, Estados Unidos abanderó la revolución de la medicina plástica atendiendo a imperativos estéticos.

Las nuevas técnicas de la cirugía estética, más seguras y menos agresivas que antaño, y sus secuelas cada vez menos visibles, han contribuido a que se fuera desterrando el miedo que suscitaban las intervenciones de este tipo. Pero, de todos modos, someterse a una operación de cirugía estética es un asunto muy serio. A los riesgos inherentes a cualquier operación, hay que sumar el proceso de preparación y, en ocasiones, un post-operatorio plagado de problemas. Aún así, el número de estas intervenciones no para de crecer. Según la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Estética, desde 1992 hasta hoy, el número de estas operaciones ha crecido en un 150%. Y en ese aumento, los varones han tenido mucho que ver: se operan el doble que hace dos años, mientras que entre las mujeres ese crecimiento ha sido menos espectacular, tan sólo un 14% más que hace dos años han pasado por el quirófano para mejorar su físico.

Los motivos que inducen a una persona a operarse son muchos y variados, y tienen su origen "en una insatisfacción de muchos tipos. En ocasiones está relacionada con el ideal que nos hemos planteado, como el de una actriz admirada, o con querer dar cierta imagen o, simplemente, con tratar de evitar el efecto del paso del tiempo".

No hay un perfil determinado de personas que quieren modificar su imagen externa. En la mayoría de los casos, no sufren trastornos especiales ni traumas de autoestima. Lo que sí se da es una importante influencia de los estímulos externos a la hora de crear un ideal de belleza y de tratar de conseguirlo.

La preferencia por el bisturí frente a otros sistemas para obtener el físico deseado se debe en gran medida a la comodidad que impera en nuestra sociedad, ya que "modelar un cuerpo y mantenerlo flexible se puede conseguir con deporte, pero es mucho más lento y requiere más fuerza de voluntad que el bisturí". Los cuerpos ideales no existen. Es importante que una persona lo asuma y se acostumbre a negociar con la realidad se pueden dar casos "en los que después de una operación que un paciente consideraba imprescindible para sí mismo, vuelva una insatisfacción por otro motivo y no se haya solucionado el sufrimiento interior de la persona". De ahí que los profesionales de la psicología recomienden que "antes de que una persona recurra a la cirugía, hable y trabaje con un profesional para conocer realmente su deseo".

La cirugía plástica impone un proceso de estrés adicional al cotidiano, por lo tanto es importante escoger un período de relativa calma y tranquilidad si decide someterse a una intervención, lo cual además va a facilitar su proceso de recuperación.

A veces, puede ser conveniente aplazar o no realizar la cirugía, cuando las condiciones del momento no son las apropiadas, ya sea por su estado de salud, por situaciones de estrés emocional, laboral, familiar, etc. Por eso es importante el diagnóstico multidisciplinario pre-quirúrgico, que permita confirmar que las actuales condiciones físicas y emocionales son las más idóneas para una exitosa intervención quirúrgica, un favorable proceso de recuperación y finalmente un total restablecimiento de su ser, en cuerpo y alma.

Además de la evaluación psicológica previa a la intervención, siempre es conveniente realizar un proceso de acompañamiento psicológico pre y post quirúrgico que les permita a las pacientes, a la par de generar cambios externos, “limpiar” y o “calibrar” ese “espejo interno” que es el fundamento de su autoestima. De ahí que es conveniente partir por un proceso de apoyo psicológico cuando las motivaciones de las pacientes para una intervención, guardan relación con crisis de divorcio, infidelidad, pérdida de la pareja, o bien cuando las pacientes tienen fantasías irrealizables de parecerse o ser como alguien, cuando buscan perfección después un accidente o sienten que la cirugía es la fuente de la eterna juventud.


CIRUGIAS: volver volver

Blefaroplastía o Cirugía de Párpados:

El objetivo de la blefaroplastía o cirugía de los párpados es devolver la apariencia de juventud y quitar la pesadez de la mirada. El paso de los años se refleja produciendo una relajación y laxitud de la piel y músculo de los párpados, prominencia de bolsas adiposas y hundimiento del surco debajo del párpado inferior en un procedimiento típico se realizan incisiones siguiendo los surcos naturales de los párpados superiores y justo por debajo de las pestañas en los párpados inferiores. Las incisiones pueden extenderse hasta las patas de gallo si es necesario. A través de estas incisiones se separa la piel, se extrae el exceso de grasa o bolsas adiposas o se reposicionan se retira músculo, y piel excedente.

Para finalizar las incisiones se cierran con una sutura muy delicada. Esta cirugía de los párpados puede realizarse bajo anestesia local y en forma ambulatoria en caso de que solo haya bolsas sin compromiso de la piel estas se pueden tratar sin realizar incisión en la piel, las incisiones se realizan en el párpado superior a nivel del surco del mismo y en el inferior justo por debajo de las pestañas. La cicatriz suele ser poco visible.

El post operatorio requiere reposo durante 48 hs. y actividad sin esfuerzos físicos durante los primeros 15 días. Los puntos de sutura se retiran entre los 3 y 6 días.

Suele haber edema y ocasionalmente pequeños hematomas en el área, que se resuelven espontáneamente durante las dos primeras semanas.

Se describen complicaciones, siendo muy raras en cirujanos experimentados, que van desde dificultad para el cierre de los párpados, lagrimeo hasta alteración de la visión.

La operación de párpados no corrige las arrugas alrededor de los ojos (patas de gallo), ni la posición de las cejas caídas, hecho que puede simular un excedente cutáneo en el párpado superior. Dichas arrugas perioculares se corrigen de otra forma con un peeling (Láser) o con la cirugía del lifting facial dependiendo de la causa de dichas arrugas que pueden ser de piel envejecida o por acción muscular excesiva (en este caso se utiliza Botox). Para la corrección de la ptosis de las ceja se puede realizar un minilifting o un lifting frontal endoscópico.


Cirugía de Levantamiento de Cejas, Pinza o Anclaje: volver volver

La posición de las cejas es un factor de suma importancia en la expresión de la mirada. Con el correr de los años se produce una relajación de la piel y músculos de la frente que determina una caída o descenso de la posición de las cejas que lleva al aparente excedente de piel del párpado superior, esto provoca una mirada pesada y de cansancio. Para facilitar la visión el individuo eleva sus cejas contrayendo los músculos de la frente produciendo arrugas en la misma. El objetivo de la cirugía es el de elevar la posición de las cejas y en consecuencia eliminar las arrugas de la frente. Esto se logra mediante diferentes tipos de operación que se adecuan a cada paciente en particular dependiendo del grado de envejecimiento. Esta cirugía puede ser efectuada bajo anestesia local y sedación y en forma simultanea con la blefaroplastia.

Las complicaciones de esta cirugía son las comunes de cualquier acto quirúrgico (hematoma, infección, etc.) y particulares, como alteración de la sensibilidad en la cicatriz.


Lifting: volver volver

El envejecimiento de la cara es un hecho inevitable. Con el correr de los años la piel de las mejillas y el cuello se afina y pierde su tensión y elasticidad. Aparecen las arrugas periorbitales (patas de gallo), se profundizan los surcos y se forman bolsas grasas en el área perimandibular. La flaccidez tanto de la piel como de los tejidos profundos determina la perdida de la proyección del área malar y de la definición de la mandíbula y de su ángulo con el cuello.

Existen factores hereditarios, hábitos personales, el cigarrillo, la exposición solar, etc., que pueden contribuir al envejecimiento.

La cirugía popularmente llamada LIFTING FACIAL (ritidoplastía facial o cervicofacial, término científico) tiene como objetivo elevar los tejidos descendidos de la cara con la consecuente corrección de los surcos y reposición de la adiposidad hacia su situación original recomponiendo la proyección malar, definiendo la mandíbula y mejorando el cuello. La piel acompaña este ascenso de los tejidos profundos mejorando los surcos y arrugas.


Se deben comprender las limitaciones de la ritidoplastía teniendo en cuenta que no existe una cirugía ideal. El envejecimiento no se puede detener, ni tampoco volver atrás con la edad, pero si se puede mejorar el aspecto facial dando una apariencia de mas juventud. Por tal motivo la edad del paciente no es crucial, sino que lo importante es determinar el objetivo de la cirugía, que debe ser discutida con su cirujano.

No siempre es necesario un lifting completo, existe entonces el:

Lifting de frente o tercio superior:

El efecto que produce es un aspecto más joven y una mirada mas despierta, puede asociarse a cirugia de parpados  o lifting de cara y cuello.



Lifting de tercio medio: (permite tratar)

· La flaccidez de la piel de la cara.
· La caida de las estructuras subcutaneas de la region de los pomulos
(grasa malar).
· La caida de las estructuras subcutaneas de la zona de las mejillas
(grasa mediofacial).



Lifting de tercio inferior o cuello:

Permite tratar la flaccidez de la piel de la region del cuello y los pliegues debido a la laxitud de la musculatura, devuelve la definición de la linea mandibular.




La operación puede ser realizada bajo anestesia local y sedación o general, dependiendo del tipo de lifting y de los deseos del paciente, hecho que será discutido en la consulta.

Las incisiones se ubican dentro del área pilosa temporal o por delante de la implantación dependiendo de la amplitud de la frente, luego circunda la oreja y al lóbulo auricular, pasa por el surco retroauricular y nuevamente entra en área pilosa occipital.

A partir de esta incisión cutánea se libera la piel de las mejilla y cuello, se eleva y reposiciona la grasa y estructuras musculares que son tensadas.

En algunos casos que requieren el tratamiento del cuello se realiza una incisión adicional debajo del mentón.

Las heridas son suturadas y se coloca un drenaje por 24 hs. aproxi-madamente. Se coloca un vendaje en la cabeza que se retira a las 48 hs. y el paciente permanece internado por 24 o 48 hs.

Post Operatorio:

La cara suele presentar edema y probables pequeños hematomas que decrecen dentro de las dos o tres semanas del postoperatorio.

El paciente puede reintegrarse a su actividad cotidiana luego de una o dos semanas dependiendo de la magnitud de la cirugía.

Las complicaciones aunque muy infrecuentes pueden ser: hematoma, infección, alteración de la motilidad facial, cicatrices visibles o hipertróficas.


RINOPLASTIA volver volver

Es uno de los procedimientos más comunes de la cirugía plástica. La rinoplastia puede reducir o incrementar el tamaño de su nariz, cambiar la forma de la punta de la nariz o del puente, agudizar la abertura de los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También puede corregir un defecto de nacimiento o una lesión, o ayudar a mejorar problemas de la respiración. Insistimos que al igual que en el resto de las cirugías plásticas que se realizan los mejores candidatos para una Rinoplastia son aquellas personas que desean mejorar su apariencia, pero no perfeccionarla, en pacientes jóvenes menores de 14 a 15 años algunos profesionales prefieren no operar, siendo el mótivo principal que alcancen su completo desarrollo, en estos casos debemos cerciorarnos bien que este sea un deseo del joven y no de sus padres.

La Cirugía:

Generalmente la rinoplastia toma de una a dos horas aunque los procedimientos complicados pueden durar más tiempo. Puede realizarse por vía abierta o cerrada, en la primera o abierta quedará una pequeña incisión en la base de la columela que desaparecerá con el tiempo, en la cerrada las incisiones quedan al interior de la nariz por lo que no habrá ninguna cicatriz visible durante la cirugía, la piel de la nariz se separa de su estructura ósea y cartilaginosa en que se apoya, la cual es entonces esculpida en la forma deseada.

Para mantener esta forma se coloca un yeso o elemento similar durante siete días del postoperatorio, solo se coloca taponaje interno en caso de tabiques desviados o si hubo sangrado excesivo. Luego de la operación es necesario reposo absoluto por dos días, parcial hasta sacar el yeso y abstenerse de actividad deportiva y sol durante un mes. El edema o hinchazón es variable de acuerdo al paciente, y puede haber hematomas en los párpados, que se mantienen por dos semanas.

Además del aspecto externo, se debe evaluar la función respiratoria, examinando la probable desviación del tabique que provoque la obstrucción de una fosa nasal, que en caso de existir se debe corregir en la misma operación. La nueva forma de la nariz dependerá de sus propias características y de la técnica que haya sido utilizada por su cirujano.


Sitio donde queda colocada la incisión en la Rinoplatía abierta:



  


OTOPLASTIA, AURICULOPLASTIA O CIRUGIA
DE OREJAS PROMINENTES

volver volver

Procedimiento quirúrgico que modifica el tamaño y la forma de las orejas:


La deformidad más común son las denominadas orejas en asa, que son aquellas que tienen un mayor ángulo de separación con la cabeza y falta de los pliegues habituales del cartílago que las conforma. La edad para realizar la cirugía es a partir de los cuatro años de edad, donde se completo el crecimiento de las mismas, siendo motivo de consulta temprano por las burlas escolares, aunque la edad mas frecuente de consulta es la adolescencia.

Generalmente se realiza una incisión en la parte de atrás de la oreja para exponer el cartílago, modificando desde allí su proyección, pudiendo retirarse una pequeña porción de cartílago o simplemente modificar su forma mediante puntos de sutura.

Esta es una intervención que se realiza generalmente en forma ambulatoria. Si el paciente es muy pequeño podría recomendarse anestesia general. En caso de ser mayor o muy tranquilo la anestesia local con sedación puede ser el método de anestesia indicado, para que esté despierto pero relajado durante la intervención.

Además de las orejas protruyentes hay una variedad de deformidades del pabellón auricular que pueden ser tratados con la cirugía plástica. También se pueden corregir los lóbulos alargados, los desgarros del orifico del aro o se puede reconstruir un pabellón auricular en aquellos niños que nacieron con ese defecto o lo perdieron en forma traumática
El postoperatorio exige un vendaje con inmovilización de las orejas entre 7 y 10 días.

volver volver


RESECCION BOLSAS DE BICHAT:

Muchas personas tienen un rostro muy redondo o mejillas abultadas. Las bolsas adiposas  de Bichat son unos compartimientos de grasa ubicadas entre el músculo masetero y el músculo bucinador a cada lado de la cara. Esta grasa funcionaria como una “almohadilla de lubricación” entre estos dos músculos que permiten los movimientos de masticación. Todas las personas poseemos las bolsas de bichat, en algunos casos se desarrollan de manera exagerada más que en otros dando el aspecto de una “cara gorda” hay algo importante y es que el volumen de esta grasa no guarda relación alguna con el peso corporal.

Mediante la extracción de estas bolsas podemos afinar el rostro e inclusive resaltar los pómulos. El procedimiento puede realizarse con anestesia local. Hacemos una incisión de 1mm dentro de la boca (en cada lado)y a través de ésta la grasa empieza a herniarse y salir de manera espontánea la que se retira de su ubicación

                  

volver volver